lunes, 5 de diciembre de 2016

MARMITAKO DE CABALLA


     LA MEJOR RECETA PARA EL MACAREL...

EL MARMITAKO O GUISO DE PATATAS CON PESCADO ES LA MANERA MEJOR DE SACAR RENDIMIENTO GASTRONÓMICO A ESTE PEZ, CONVIRTIENDO UN PEZ MEDIOCRE EN UN GRAN PLATO. (También lo podemos hacer con verdel, pero con macarel queda más jugoso. Hay que tener en cuenta que este pez no da tanto juego como el verdel para prepararlo de otras formas.)


El humilde Macarel


INGREDIENTES (4 PERSONAS):


2 MACARELES, 2 CEBOLLETAS, 1 PIMIENTO VERDE, 4 PIMIENTOS ROJOS SECOS O PULPA DE PIMIENTO CHORICERO, 4 CUCHARADAS DE SALSA DE TOMATE, 4-6 PATATAS GRANDES (para guisar o si son “viejas” mejor), 1 COPA DE VINO BLANCO, ACEITE DE OLIVA, AGUA Y SAL GORDA.



    
 ELABORACIÓN:

1-   Sacar los lomos a los pescados y salarlos con sal gorda. Reservarlos media hora para que se endurezca la carne.

       
  
    2-   Hacer un caldo rápido con las espinas mientras preparamos el resto de cosas.

3-   Meter al microondas con un poco de agua los pimientos choriceros secos, limpios de pepitas y previamente remojados, 2 minutos. Raspar la carne con un cuchillo y reservarla (podemos usar un par de cucharaditas de pulpa de pimiento comercializada en botecitos o, si no tenemos ninguna de las dos cosas, usar la misma proporción de pimentón dulce).

    4-  Pelar y trocear las patatas en pedazos irregulares y no muy grandes.
   
    5-  Picar las cebolletas y pimiento verde. Ponerlo a pochar en una cazuela con el fondo cubierto de aceite de oliva hasta que se doren bien, momento en el que añadimos el vino blanco.
     
    


    6-  Añadir las patatas y la pulpa de pimiento, salar y remover bien. Añadir el caldo o agua hasta cubrir la patata y poner a hervir, manteniendo un fuego vivo al menos durante 30 minutos. Si vemos que las patatas se están chupando el líquido de cocción, añadir caldo hasta cubrirlas bien de nuevo.
   
    


    7-   Sacar la carne de los macareles en pequeñas porciones limpias de pellejos y espinas ayudándonos de un cuchillo.

    8-   Cuando veamos que la patata está tierna, añadir la salsa de tomate y la carne de pescado. Remover, mantener un minuto el hervor y apartar del fuego. Si dejamos reposar media hora el guiso estará aún más rico.

   

    

     TRUCO: Para sacar los lomos y espinas de cualquier pescado, usa un cuchillo de filetear.
   



NOTA: Este pez que se pesca durante todo el año nos permite preparar un buen marmitako en cualquier época.

Lo tradicional es hacer este plato con bonito del norte, cuando es la temporada, en verano, y la verdad es que siendo un plato muy calórico, esta estación no es el mejor momento para disfrutarlo.

Por eso, cuando degustamos esta receta en un día frío y lluvioso del otoño o del invierno, nos sabe a gloria...

Entrada relacionada: 

viernes, 25 de noviembre de 2016

LECTURAS PARA UN DÍA DE CALMA CHICHA (I)

el mar, la pesca y un poco de literatura

Es bien sabido que a PEscar se HA DE IR bien pertrechado. y no sólo de aparetaje, comida, bebida y demás. ¿qué hacer si el día SE PRESENTA aburrido y/o estéril?. ESTÁ CLARO, leer (O ESCRIBIR) sobre el mar...


LA PESCA DE SALMON EN YEMEN Paul Torday

Compré esta novela, lo confieso, por lo absurdo del título. Además, había leído que ponía en solfa nuestros principios, el poder de una fe loca y lo absurdo de un sistema político basado en una mera imagen.

El doctor Alfred Jones trabaja en el Centro Nacional para el Fomento de la Piscicultura en la reproducción de los moluscos. Pero un buen día su jefe le pide ayuda en un estrafalario proyecto: llevar la pesca de salmón a Yemen.

Como buen científico, Alfred lo desestima, pero no sabe que detrás de esta idea está Mohamed ben Zaidi bani Tihama, un jeque caprichosete empeñado en exportar el arte de la pesca con mosca a las montañas del norte de Yemen. 

Todo se complica con al implicación de un ambicioso asesor del primer ministro, que ve en el proyecto una gran oportunidad para mejorar la imagen del Reino Unido en Oriente Medio y de paso, la suya.

El doctor Jones, en definitiva, se lanza a una trepidante y original aventura que no deja indiferente...

Gran Sol Ignacio Aldecoa
 
 Ignacio Aldecoa (1925-1969) pasó algunas etapas de su vida en Ibiza y en las Islas Canarias, y también recorrió las costas atlántica, cantábrica y mediterránea con frecuencia. Quizá por ello incluye frecuentemente el mar en su temática.

En 1957, antes de escribir Gran Sol, durante un mes Aldecoa vivió en un barco con unos marineros cántabros dedicados a la pesca de altura.

De esta experiencia surgieron tanto el título del libro como el argumento de la novela: la vida cotidiana en un navío, el Aril, cuyos trece tripulantes faenan en el Atlántico. El libro trata de su trabajo y fatigas, de la lucha y de las sencillas alegrías de unos marineros que, pese a todo, asumen su vida, sin vanas esperanzas. 



El VIEJO Y EL MAR  Ernest Hemingway

 

Publicada en septiembre de 1952, "El viejo y el mar" es una de las novelas cortas más famosas de toda la literatura. El libro logró un Pulitzer en 1952 y contribuyó a que Hemingway ganara en 1954 el Premio Nobel de Literatura.

Es la historia de Santiago, un avejentado pescador cubano que, tras 84 días no habiendo conseguido un sólo pez junto con su joven ayudante, se aventura en solitario a una expedición de pesca. Consigue atrapar un marlín enorme. Pero de regreso a puerto, y por más que intenta evitarlo, los tiburones van dando cuenta del inmenso pez...

Es ésta una novela directa que destaca la eterna lucha del hombre contra la adversidad y la dureza de la vida, el poder de la voluntad y el valor de la dignidad humana y de la superación personal.

MOBY DICK Herman Melville

Novela escrita en 1851, narra la historia de Ismael, un joven marinero que se embarca en una expedición de caza de ballenas con el capitán Ahab. Ismael y el resto de la tripulación pronto se dan cuenta de que la misión de Ahab es personal, que es capaz de anteponer su odio a la seguridad de la tripulación, y que busca destruir una ballena específica, una gigantesca ballena blanca llamada Moby Dick la cual es la responsable del naufragio su barco y le arrancó una pierna. La novela narra la historia de la persecución de los balleneros tras Moby Dick.

Moby Dick es también un tratado del siglo XIX sobre la caza de las ballenas, y sobre estos animales. Explica la morfología de los cetáceos, los usos y costumbres en las embarcaciones de la época, etc.


LA PESCA DE LA TRUCHA EN AMÉRICA  Richard Gary Brautigan

 

Esta obra no trata particularmente de pesca ni de truchas, pero sí de América. Muy divertida y lírica, empieza en los pies de la estatua de Benjamin Franklin en Washington Square, San Francisco, y recorre las vías fluviales de las zonas rurales de Estados Unidos. Brautigan plasmó en esta obra los recuerdos y los particulares personajes de la América profunda.

Es un texto original, de difícil clasificación, un poema en prosa lleno de tonterías ingeniosas y de una profundidad estúpida, con un formato de cuentos cortos plagados de cosas irreales que sólo se acaban identificando a través del contexto.

Su lectura no deja indiferente a nadie. El lector terminará probablemente pensando que ha sido burlado a medida que se avanza en la lectura. En realidad, el  texto sólo aspira a ser un compendio de pinceladas de un mundo onírico contadas con gran lirismo.


20.000 leguas de viaje submarino Julio Verne

En la segunda mitad del siglo XIX, la desaparición de numerosos barcos sin explicación clara hace que cruzar los mares ya no sea seguro. Hay indicios de un monstruo marino fosforescente, más grande que una ballena, y dotado de una gran velocidad y potencia.

El profesor Arronax, naturalista, se incorpora a una expedición, junto con  su ayudante Conseil y el experto arponero canadiense Ned Land e intentará develar el misterio. Pronto serán atacados por la bestia y los supervivientes terminarán a bordo de ella, un submarino (el Nautilus), a las órdenes del capitán Nemo. En su interior encuentran una tripulación organizada de un modo muy especial, una sociedad independiente con normas particulares y un idioma propio.
A bordo de esta incomparable embarcación submarina podrán conocer el mar desde una perspectiva vedada al resto de los humanos.
En esta novela de aventuras, Julio Verne despliega una vez más su capacidad para adelantarse a los desarrollo científicos. Plena de imaginación, sus magníficas descripciones nos trasladan a un nuevo mundo de aventuras.


Considero que la televisión es tan educativa... que cada vez que alguien pone en marcha el televisor salgo de la habitación y me instalo en otra para leer un libro. Groucho Marx

P.D.: Ansiosos de sugerencias. ¿Cuál es tu libro del mar?

domingo, 13 de noviembre de 2016

LA CABALLA : UN NOMBRE, DOS ESPECIES (MACAREL Y VERDEL)


DIFERENCIAR MACAREL Y VERDEL

HASTA EN LA WIKIPEDIA, SI ES QUE NO LO CORRIGEN, MEZCLAN Y CONFUNDEN LAS DENOMINACIONES DE ESTOS DOS PECES. DE HECHO, ES MUY NORMAL QUE SE LLAME CABALLA A AMBOS INDISTINTAMENTE CUANDO EN REALIDAD SON DOS ESPECIES CLARAMENTE DIFERENCIADAS.

 
MACAREL (ARRIBA) Y VERDEL (ABAJO)



     Sin embargo en cualquier guía de clasificación de peces, por muy antigua que sea, ambos peces están bien descritos e identificados, aunque los datos que se aportan sobre su biología o modo de vida son en ocasiones inexactos para las aguas cantábricas.

     El verdel vive habitualmente en mar abierto y en el Cantábrico se acerca en grandes bancos al inicio de la primavera y por un periodo de un  par de meses en una migración de carácter reproductivo. Quedan pequeñas poblaciones en la costa más allá de la temporada primaveral.

     El macarel está presente cerca de la costa durante todo el año en el Cantábrico, siendo el final de la primavera y el otoño los momentos de más densidad de población. Cualquier pescador de curricán costero los conoce bien ya que entran hasta aguas muy someras y es una captura muy común cuando se intenta capturar chicharros o lubinas. Es un pez más resistente y luchador que el verdel y además suele ser de mayor tamaño.

     La distribución en Europa del verdel alcanza latitudes más al norte que el macarel, que prefiere aguas más cálidas. Ambas especies pueblan todas las costas del mediterráneo y atlántico norteafricano.

     La pesca se realiza siempre con aparejos ligeros. Al curricán con pequeños vinilos o gomas, plumillas, cucharillas o peces artificiales, a spinning o a jigging. Lo mas eficaz son las populares "chicharreras" de varios anzuelos con plumillas o similar.


     CÓMO DIFERENCIARLOS:

  VERDEL O CABALLA (Scomber scombrus): También denominado “sarda o xarda” en Galicia y Asturias. Dorso azul verdoso con líneas negras sinuosas bien marcadas. Vientre blanco nacarado. Ojos proporcionalmente pequeños.
    


VERDELES
MACARELES






















MACAREL(MAKAEL) O ESTORNINO (Scomber colias ; sin. Scomber japonicus): Se le suele llamar también caballa en el estrecho, donde también se le denomina localmente “tonino”.  Dorso azulado con líneas sinuosas más finas y menos contrastadas que en el verdel. Vientre marcado por pequeñas líneas y puntos grisáceos. Ojos proporcionalmente grandes.


     GASTRONOMÍA:

     El verdel es un pescado de carnes más compactas y sabrosas, por lo que cualquier preparación en fresco o en conserva es superior a las del macarel. No obstante, este último da gran resultado en adobos o guisos.

     Es habitual que los pescadores profesionales o veteranos de los puertos del País Vasco prefieran para consumir en casa al verdel. Sin embargo, si no estamos en temporada de bonito y han tenido capturas de macarel, lo utilizan como sustituto para preparar unos excelentes marmitakos. De hecho hay quien prefiere este pescado para este plato antes que el bonito o atún por quedar más fino y jugoso.

NOTA: Entrada relacionada  http://pescaygastronomia.blogspot.com.es/2016/03/temporada-de-verdeles-receta-pastel-de.html


Próximamente presentaremos la receta de marmitako de macarel.

viernes, 4 de noviembre de 2016

PRIMER ANIVERSARIO PESCA Y GASTRONOMÍA



 HACE UN AÑO QUE SURGIÓ LA IDEA DE ESTE BLOG CENANDO EN CASA DE MI AMIGO ANTONIO TIRABEQUE. TRAS 30 ARTÍCULOS PUBLICADOS Y DESPUÉS DE CASI 20.000 PÁGINAS VISITADAS, NOS VEMOS CON FUERZAS Y ÁNIMOS PARA SEGUIR ESCRIBIENDO Y, PARA CONMEMORAR ESTE ANIVERSARIO, NOS DAMOS CITA ESTA VEZ EN CASA DE NUESTRO AMIGO Y EXPERTO EN VINOS PEDRO BILBIS EN TORNO A UNA CENA DIGNA DE LA OCASIÓN. 



2016 UN AÑO MUY BUENO DE BONITOS


Por supuesto, agradecer a todos los que habeis hecho click alguna vez en el blog. Y animaros a que nos continueis siguiendo de vez en cuando. Esperamos estar a la altura de nuestros lectores y que los contenidos resulten entretenidos.



SELECCIÓN DE BEBIDAS PARA LA OCASIÓN


Podemos decir que, en líneas generales, 2016 ha sido un buen año de pesca, magnífico en cuanto a capturas de bonito, por lo que este pescado contituyó el plato fuerte de la cena en forma de carpaccio y ventresca a la plancha.


CARPACCIO de BONITO

 Además, Pedro nos preparó un excelente rissoto de arroz carnaroli con hongos y confit de pato.



RISOTTO de HONGOS Y PATO

Empezamos con una cerveza para hidratarnos mientras cocinábamos y después hicimos también los honores a un champán rosé, un tinto gallego y a la gran apuesta de la cena, un Vega Sicilia único del 67, guardado con mimo para una gran ocasión.  Descorchar un vino con tantos años de evolución siempre es una incógnita. En esta ocasión no defraudó y supuso una experiencia excepcional.


VENTRESCAS PLANCHA

De postre, y para seguir bebiendo vino, una degustación de buenos quesos.

Para aficionados al mundillo del vino aquí teneis unos comentarios sobre los vinos que bebimos:





Vega Sicilia único.1967
Vol 12,5%
Tempranillo, cabernet-sauvignon y probablemente algo de Merlot y Malbec..
Todo un privilegio de 48 años. Sorprendidos por su intensidad frutal, por su complejidad en nariz que, junto a su todavía marcada acidez, podría hacernos pensar en otros 48 años más de vida!!. Fue una cata inolvidable. Sabíamos lo que teníamos entre manos. Existía cierto temor, lógico con semejante edad. Se abre el vino, se decanta en una copa especial para él, una Riedel tempranillo. Sus notas oportizadas y licorosas del inicio generan cierta inquietud. Su color teja marcado, aunque esperado, no ayuda. Pero sucede el milagro; esas notas de evolución van dejando paso a sensaciones frutales limpias, profundas, nítidas. Toques tostados , cremosos, integrados. Lo probamos..y deslumbra.. Deslumbra su excelente tanicidad madura, su acidez, su largura, su suavidad y elegancia..Un vinazo , un privilegio.

Algueira Brancellao.2012
Vol 14%
Brancellao
D.O.Ribeira Sacra

Aquella noche fue perfecta y este vino, diferente y peculiar, estuvo a la altura. Elaborado con una uva autóctona, rescatada ahora, denostada de siempre, llamada  Brancellao. Cepas muy viejas, baja producción, selección exhaustiva. Encontramos un vino atlántico, salino y marítimo en nariz que, en boca, expresa una profundidad frutal, una dulzura moderada, tan extraña como increíble. Un tinto excepcional, redondo, coherente dentro de su dificultad. Un tinto capaz de acompañar a grandes pescados, ceviches, salazones, marinados ácidos..los compensa sin desaparecer. En su género, imbatible.

ENLACE RELACIONADO: http://pescaygastronomia.blogspot.com.es/2015/11/una-cena-de-atunnace-una-idea.html

miércoles, 26 de octubre de 2016

ALBÓNDIGAS DE PESCADO (ELABORADAS CON SERRUCHO) EN SALSA VIZCAÍNA


HAY VECES QUE LA PESCA SE DA EN ABUNDANCIA O EL PESCADO DE TEMPORADA ESTÁ MUY BIEN DE PRECIO, POR LO QUE TENEMOS EXCEDENTE DE PESCADO EN LA NEVERA Y NOS PREGUNTAMOS QUÉ HACER CON ELLO. PUES BIEN, LAS ALBÓNDIGAS DE PESCADO  PUEDEN SER UNA BUENA SOLUCIÓN.




Aparte de estar buenísimas, resultan una preparación que a los peques de la casa les encanta y es otra forma de comer pescado incluso bien aceptada por los detractores de esta fuente de proteinas.

Los pescados que van mejor a esta receta y que son los que nosotros usamos son los considerados azules: caballas, melvas, serruchos, listados...etc.

Habitualmente se tratan de pescados de segunda línea pero jugosos, ricos y saludables.
En esta ocasión vamos a preparar albóndigas de serrucho en salsa vizcaina. El serrucho (Sarda sarda)  es nuestro pez favorito para esta preparación y la salsa vizcaina es la que más gusta en casa de todas las que hemos probado con las albóndigas de pescado.

Por supuesto, podemos usar otras salsas como la de tomate casero, salsa española, de cebolla...etc 



INGREDIENTES :

PARA LAS ALBÓNDIGAS: Carne de pescado azul (1kgr, aprox.), media cebolla blanca picada,1 huevo, la miga de media barra de pan seco, leche, perejil y sal.

PARA LA SALSA: 1 cebolla blanca, 1 cebolla roja, 2 dientes de ajo, la corteza de media barra de pan seco, carne de pimiento choricero preparada (o en su defecto, 6 pimientos secos previamente remojados), salsa de tomate frito, vino blanco, aceite, agua y sal.

PREPARACIÓN DE LAS ALBÓNDIGAS



1-FILETEAR EL PESCADO, QUITAR PIELES Y ESPINAS, CORTAR EN TIRAS Y PICAR EN DADITOS PEQUEÑOS.



2-PREPARAR LA MEZCLA: CEBOLLA PICADA POCHADA, MIGA DE PAN EMPAPADA EN LECHE CALIENTE, 1 HUEVO, PEREJIL Y SAL. TRABAJARLA BIEN CON EL TENEDOR PARA QUE SE MEZCLE TODO Y CONSEGUIR UNA MASA HOMOGÉNEA.



3-HACER LAS BOLAS Y FREIRLAS: COGER UNA CUCHARADA DE LA MEZCLA POR ALBÓNDIGA, ENHARINARLAS Y DARLES FORMA . NO APRETARLAS DEMASIADO E IR FRIÉNDOLAS EN ABUNDANTE ACEITE SEGÚN LAS VAMOS PREPARANDO, YA QUE LA MASA ES BASTANTE BLANDA Y SE "AUTO-APLASTAN" FÁCILMENTE. DORARLAS BIEN POR TODOS LOS LADOS Y RESERVAR.



4-AÑADIR LA SALSA VIZCAINA, PONER AL FUEGO Y DARLE UN LIGERO HERVOR. NO ES NECESARIO COCINARLAS DEMASIADO YA QUE ESTAS ALBÓNDIGAS, AL SER DE PESCADO, SE HACEN ENSEGUIDA.



SALSA VIZCAÍNA:

LA SALSA SE PUEDE TENER PREPARADA DE ANTEMANO, INCLUSO CONGELADA.

SE FRÍEN UN PAR DE DIENTES DE AJO, UNA CEBOLLA ROJA Y UNA BLANCA CORTADAS EN TROZOS MÁS BIEN GRUESOS EN UN FONDO DE ACEITE DE OLIVA.

CUANDO ESTÉN COGIENDO COLOR SE AÑADE CORTEZA DE PAN SECO Y 4 CUCHARADITAS DE CARNE DE PIMIENTO CHORICERO. SE TIENE A BUEN FUEGO UN PAR DE MINUTOS Y SE AÑADE LA COPA DE VINO BLANCO Y 4 CUCHARADAS DE SALSA DE TOMATE.

SE DEJA QUE HIERVA FUERTE OTRO PAR DE MINUTOS Y SE LE AÑADEN UN PAR DE VASOS DE AGUA. SE CUECE A FUEGO BAJO DURANTE 30 MINUTOS, SE DEJA REPOSAR Y SE PASA POR EL PASAPURÉS.

NOTA: LA SALSA VIZCAÍNA DEBE SER UNA SALSA GRUESA, PASARLA POR EL CHINO O POR LA BATIDORA NO LA MEJORA EN ABSOLUTO.

Buen apetito. On egin!

Nota: Esta receta se nos ocurre que podría incorporarse en los comedores escolares,quizás no con la salsa vizcaína. La presentación resulta atrayente a los peques, de natural albondigueros... Con un tomate casero, sería una opción jugosa, y más saludable, al pescado refrito que se suele servir. Y necesita sólo de pescados baratos y cardiosaludables.


Si quereis saber más sobre el serrucho, consultad la siguiente entrada del blog: http://pescaygastronomia.blogspot.com.es/2015/11/serruchos-diversion-garantizada.html

jueves, 13 de octubre de 2016

PESCAR " EN LA CALA " : PESCA DE GRAN FONDO



Cuando en los puertos del Cantábrico, se dice que alguien va a pescar a la “cala”, se está refiriendo a la modalidad de pesca denominada deportivamente como “pesca de gran fondo”. Esta modalidad de pesca cada día está más extendida tanto en aguas atlánticas como mediterráneas.


Las gaviotas siempre a la espera de lo que "caiga"


     Esta modalidad de pesca deportiva es la menos conocida de las que se practican en nuestras aguas. Mucha gente aficionada a la pesca, ya sea desde costa o desde embarcación, al enterarse de que aún se pescan besugos y merluzas en el Cantábrico, y a caña, esboza un gesto de asombro y/o escepticismo.

     Las calas son zonas de fondos que por su propia naturaleza y situación concentran la vida marina, y fuera de ellos, las posibilidades de pescar algo disminuyen drásticamente. Frente a Armintza, Bermeo, Elantxobe, Hondarribia… a una decena o más de millas mar adentro y cuando las condiciones meteorológicas  lo permiten, nos damos cita los aficionados a esta modalidad de pesca. Calas como Mar de España, Okarantza, Santamoro, Eskote, etc., conocidas y visitadas desde siempre por profesionales, son ahora lugar de reunión en aguas del País Vasco. La primavera es la estación que más aficionados atrae a la pesca de gran fondo.

     La disminución progresiva de las capturas ha hecho que la presión de los pescadores profesionales haya descendido mucho, ya que aun habiendo pesca, no es rentable su explotación más que para unas pocas embarcaciones.


   
 La tentación de capturar merluzas, besugos o reyes y la menor presencia de profesionales en estos caladeros, unida a la gran presión de pesca en aguas costeras, nos está llevando a cada vez más pescadores deportivos a dar el salto y pescar más lejos y a más profundidad.

  La pesca de gran fondo consiste en hacer bajar una línea con varios anzuelos bien cebados y lastrada con un buen peso a grandes profundidades, preferiblemente donde haya caídas de profundidad o escalones submarinos, donde la plataforma continental empieza a descender y en torno a montes submarinos. A estos puntos se les denomina “cantiles”


     Las profundidades más habituales de pesca oscilan entre los 200 y 350 metros. Estos fondos pueden ser de fango, cascajo o piedra, con caídas suaves o abruptas, variando según ésto las especies que se pueden capturar, pero estando presentes en casi todos ellos las pescadillas y merluzas, así como un pariente de menor tamaño, el lirio o bacaladilla, siendo los besugos y reyes más escasos.

     Los profesionales han usado fundamentalmente tres métodos de pesca: el tradicional palangre de piedra-bola, la pesca con línea vertical a boya y la pesca con carretones manuales y largas cañas, muy común en las embarcaciones merluceras durante los años 60 y 70 del siglo pasado.



  Los pescadores aficionados usaban variaciones de estos métodos profesionales, pero con la llegada de nueva tecnología en cañas y carretes eléctricos es cuando este tipo de pesca se ha hecho más accesible. En esta técnica, italianos y japoneses dominan el mercado. Los precios no son baratos pero el rendimiento y disfrute están asegurados.

  Es ésta una pesca más de patrón que de pescador. Requiere planificar la salida, preparar los aparejos, supervisar el equipamiento del barco, contar con una sonda potente que detecte fondo a más de 300 metros, y un buen GPS (y si éste tiene plotter, mejor), así como del conocimiento de diferentes calas, etc. Y siempre la prudencia; mejor no salir cuando no está el tiempo bien asegurado, ya que es ésta precisamente una modalidad de pesca que necesita poco viento y no gusta de la marejada.

     El resto del equipo consiste en:

- Carretes eléctricos en cañas de 50 libras o específicas para este tipo de pesca.
-  Línea de trenzado multifibra del 0,40 para el carrete (1.000 ms).



EQUIPO Y APAREJOS RECOGIDOS, A CASA CON LA PESCA
  - Bombillas de luz para pesca que se ponen en el inicio del terminal (éste de monofilamento del 0,80 con seis anzuelos del 2/0 y media braza de monofilamento del 0,60), todo ello enlazado mediante giratorios y al final un plomo de entre 1kg y 1½ kg, según la intensidad de la corriente.

    -Los cebos más usados son la sardina, entera o en trozos, el txipirón y el verdel fileteado.

    
     Normalmente se pesca a la deriva, por lo que los vientos o corrientes que nos saquen del pesquero no nos convienen. Es preferible pescar de más profundidad a menos para así pasar nuestros anzuelos por toda la caída del cantil, donde es más habitual encontrar concentrado el pescado.
     
      También se puede fondear, (normalmente sobre fondos de 200 m), para lo cual hay que tener preparado un buen arpeo con por lo menos 500 metros de cuerda y bastante pericia para luego recuperar el ancla. Otro método que usamos cuando hay demasiada corriente o viento es el ancla de capa o “paracaídas”, que frena la deriva de la embarcación.

Hay que mencionar la reglamentación. Ésta permite un máximo de 2 carretes eléctricos por embarcación, y cada línea con un máximo de 6 anzuelos. Hay que tener la licencia de pesca que concedan las autoridades autonómicas, así como el permiso de pesca de altura expedido por la administración central en sus delegaciones de gobierno. Este permiso está sujeto a cupos máximos de pesca para la merluza, normalmente 5 por pescador con licencia y con un máximo de 20 por embarcación.



   

Una salida habitual de pesca comienza siempre consultando los partes metereológicos el día anterior y organizando la tripulación, ya que esta pesca es una actividad que se hace mejor con ayuda, debido a que es de continuo trabajo y bastante exigente.

     Preparamos cebos y combustible, vamos lejos y estaremos bastantes horas con el motor encendido. También preguntamos a otros amigos pescadores si van a salir. Siempre es conveniente tener a alguien conocido bien dispuesto cerca. Ya hemos tenido en nuestro puerto hace poco un caso de hundimiento practicando esta modalidad de pesca, al coger una ola grande por popa y anegar la embarcación. La tripulación tuvo apenas tiempo de avisar a otro barco cercano con el que estaba en contacto, ponerse los chalecos y saltar al agua. Afortunadamente, en pocos minutos pudieron ser rescatados.

     Solemos dejar el puerto de Lekeitio, ya sea a bordo del Pitu o del Uxarre, al amanecer para empezar a pescar en la cala lo antes posible. Las primeras caladas son fundamentales: ¿comerá hoy el pescado?, ¿cómo estará la corriente?. Sólo podemos responder a estas preguntas echando los aparejos bien cebados. Tras algúnos minutos de descenso, tocan fondo y el marcador del carrete eléctrico nos dice que hemos soltado 500 metros de línea. A la profundidad hay que añadir el efecto de la corriente. Nos dedicamos entonces a observar con atención las oscilaciones de las cañas.

     Las picadas de los peces más grandes o la inclinación de las cañas cuando tienen varios pescados se ven bien a pesar de la profundidad. Otras veces sin embargo parece que no ha picado nada y tras 10-15 minutos accionamos el carrete, regulamos el freno y a esperar.


MARUKA

     Es muy emocionante ver cómo empieza a curvarse la caña y a patinar el freno, cómo tarda el aparejo muchas veces hasta 10 minutos en subir. Nuestra imaginación se dispara: será un merluzón, yo apuesto por varios besugos, para mí, por los tirones que da, es un rey… El tramo final de anzuelos (unas 12 brazas) se recoge a mano y se empiezan a ver los destellos de los pescados. Si es plateado, merluza o lirio, si es rojizo, besugo o rey… Las merluzas llegan hinchadas y no luchan, sin embargo, el besugo y el rey pelean hasta el final.

     También a veces se capturan kabratxos de altura, lotxas, txitxarros negros y marukas. Siempre estamos esperando alguna otra sorpresa. 


¡¡¡Quién sabe lo que hay allí abajo…!!!!

miércoles, 28 de septiembre de 2016

UNA SALIDA AL BONITO



Hacerse a la mar a por bonitos es la modalidad de pesca veraniega por excelencia en las costas cantábricas, sin menospreciar otras. Son muchos los aficionados a la pesca que no cuentan con embarcación propia o apropiada para el curricán de altura y que se enrolan ocasionalmente con algún patrón que les acoge entre la tripulación. Así nos cuenta su experiencia Javi, gran amigo.


Los puertos de toda la costa adquieren una animación especial las madrugadas de los fines de semana. Mientras los aficionados al trasnoche se retiran con cierto aturdimiento rumbo a la cama, los aficionados a la pesca se dirigen con paso firme hacia el puerto. Este se llena de las luces de los barcos  y del sonido de los motores, las tripulaciones se saludan, se prueban las emisoras, se montan las cañas. Y por encima de todo, se respira una emoción contenida y una sana competitividad.


A BORDO DEL "UXARRE"


Hacia mediados  del mes de junio, recibo una llamada de mi amigo Valen: “Prepárate para el sábado, que salimos”. Ya había hecho los planes, pero el viernes me comunica una mala noticia: “Mañana marejada, así que ni te molestes en venir desde Logroño”.

Habíamos comentado que quizá habría bonitos, pero es cierto que problabemente era demasiado pronto. Mi amigo salió el domingo siguiente al mejorar el tiempo. Me entero de la novedad: han llegado los bonitos a Lekeitio, como no, y el “Pitu” de Valen ha logrado las primeras capturas.

Al enterarme (serían las diez de la noche), pensé: ¡Cbrz!!!, ¡qué suerte tienes!. A la semana siguiente me llamó y me dijo: “Ven el viernes por la tarde, duermes aquí y salimos el sábado de madrugada”.

Dicho y hecho.

Al llegar al puerto me informaron que iba de tripulante con Teo, uno de los mejores patrones que conozco. Entre bromas le pregunté qué haría conmigo si me mareaba. Su contestación fue contundente: “Te tiro al agua…”

El reparto de las tripulaciones quedó como sigue:"“Pitu”" con Valen, Alberto y Joseba y el "Uxarre" con Teo y Javi el riojano, es decir, el menda. 

En fin, como buenos pescadores, cenamos ligerito unos pintxos y un par de vinos y a dormir, que a las 5:00 había que levantarse.

Aunque los pronósticos meteorológicos eran bastante aceptables, el amanecer no podía tener peor aspecto: lluvia fina, algo de viento Norte y por si esto fuera poco, marejadilla con olas de metro y alguna mayor que entraban de todos los lados, lo que se suele llamar " trapallada".

Bueno, así y todo me atreví a navegar. ¡La de panzadas que pudimos dar a la marcha de navegación para alcanzar el pesquero!. Las olas nos pasaban por encima…

Yo iba sentado al lado de Teo, en una silla  de bisagra con una pata de apoyo. En una de estas embestidas, se partió  la pata de la silla y podéis imaginaros la hostia que me di contra el suelo. Perdí hasta la noción de la situación hasta que me di cuenta de que estaba rodando de un lado a otro de la cabina. Imposible ponerme en pie. Teo me ofreció la mano, pero tenía bastante con estar pendiente del timón. Al final pude incorporarme, pero me quede sin silla.


COMIENZA LA JORNADA DE PESCA


Hacia las 7:30 comenzamos a largar los aparejos. Al de poco oímos por la emisora al “Pitu”: “¡Picada!”.

Al Uxarre tardaron en entrar un poco más.

“Pitu”, aquí Uxarre: picada , dos ,tres... Y allá va Teo decidido y empieza a jalar línea y yo metiendo la línea en el carrete. El gancho, ¿dónde está el gancho? Por fin lo coge, acerca el bonito a la puerta y con destreza lo engancha y lo embarca. Así con el siguiente y el siguiente. Tres de una pasada. Aun tuvimos otra de tres, una de dos y dos sueltos.

Lo peor fue que antes de sacar el último, notamos algo en el motor. Daba tirones y no cogía velocidad. Subimos el bonito y comunicamos nuestra situación. Era preocupante, casi sin motor, estábamos lejos de la costa y si  el motor fallaba definitivamente, tendríamos que pedir auxilio. Teo dijo que nos volvíamos, ya que teníamos el cupo. Y así lo hicimos. Hubo tiempo para hablar de todo, incluso de marearme….

No se veía la costa, las horas se hacían interminables. De vez en cuando nos manteníamos en contacto con las demás embarcaciones, que se quedaron pescando y estaban pendientes de nosotros por si había que dar remolque.


Poco a poco se iba viendo la costa, pero parecía que no nos movíamos ni avanzábamos nada. Tras cuatro horas navegando a todo lo que podía el motor, por fin ¡¡¡¡¡¡tierra!!!. Lo agradecí enormemente, pues había zonas en la mar en las que el barco se movía mucho y sin velocidad estaba a merced de las olas. 
Es cuando más aprecias todo, cuando llegas a puerto sano y salvo, algo mareado y tenso. La jornada había terminado.


SALIDA EN EL "PITU III"

Teo reparte el botín y cada uno a lo suyo. Solo espero que la avería no sea muy grave. Hay que salir más días.

Alguien dirá: Si me sucede esto a mí, no vuelvo a montar jamás en un barquito de esos. Pero son cosas que pueden pasar y pasan.

Estoy deseando volver. A ver si la próxima salida no hay incidentes y sí bonitos. 

Hubo una cosa buena y otra mala: la buena es que hicimos el cupo y la mala, la avería. Son cosas para poder contarlas.

Saludos desde Logroño a todos los aficionados, en especial a Teo, gran patrón que siempre transmite confianza y decisión.




Javi el riojano.
HASTA PRONTO.