lunes, 10 de julio de 2017

CÓMO CONFECCIONAR SEÑUELOS ARTESANALES PARA BONITO


LOS TRADICIONALES SEÑUELOS ARTESANALES PARA CACEA DE ALTURA SON CADA VEZ MÁS ESCASOS EN LAS TIENDAS DE PESCA. HAN SIDO ARRINCONADOS POR OTROS DE LAS GRANDES MARCAS QUE DOMINAN EL MERCADO, APARENTEMENTE MÁS ATRACTIVOS PERO MUY CAROS.



SIN EMBARGO, LA FLOTA PROFESIONAL CACERA DEL CANTÁBRICO ES LO QUE USA; EFICIENCIA MÁS QUE DEMOSTRADA. CONFECCIONARLOS NOSOTROS MISMOS SUPONE TANTO UN ALICIENTE COMO LA POSIBILIDAD DE PERSONALIZARLOS A NUESTRO GUSTO Y TENER UN SUMINISTRO ILIMITADO.

SEÑUELOS PARA BONITO "self made"


El señuelo para el curricán o cacea, llamado "maluta" en el Cantábrico, es un modo de hacer más atractivo el anzuelo para el bonito. Tradicionalmente se elaboraban manualmente con hojas de maíz deshilachadas acompañadas de trapillos de colores.




A bordo llevamos un buen surtido tanto artesanales como comerciales

Hoy en día hay una extensa oferta de pulpillos de plástico de colores, señuelos de plumas (los más conocidos son los de Williamson) , cabezas plomadas de fantasía con tiras brillantes de papel plástico y de colores llamativos (Hart tiene una buena oferta).
También podemos encontrar  señuelos de rafia bastante correctos en el catálogo de varios suministradores de material de pesca.

El más utilizado de entre esta oferta es el montaje mixto de pulpillos de plástico con cabezas plomadas y tiras de rafia.

El tradicional señuelo de rafia es más polivalente que los de plumas u otros señuelos comerciales y asimismo mucho más resistente y duradero. Además, para el bonito es mucho más pescador.

Cualquier pez que se adentre por aguas cantábricas va a ser tentado por estos señuelos. Todos sucumben a sus encantos, ya sean bonitos, serrutxos, listados, patudos , atunes, dorados, marlines etc, etc.. Señuelo de eficacia máxima.


CONFECCIÓN DEL SEÑUELO DE RAFIA  PASO A PASO:





Material necesario:

Rollos de rafia de diferentes colores, cabezas plomadas (20 gr), hilo de coser "torzal", peine de agujas (elaboración casera, ver al final), tijeras, cutter, pegamento cianocrilato, pinzas de la ropa, pulpillos de plástico ( 12 cm ), anzuelos dobles, giratorios grandes reforzados, un paño liso.


PASO 1: PREPARAR LAS TIRAS DE RAFIA




1-Preparar 2 conjuntos de 8 tiras de rafia de unos 18-20 cm de largo. Las vamos doblando sacando la rafia del rollo sin cortar hasta que hayamos completado 4 tiras dobles. Las aseguramos con una pinza sujetando uno de los extremos y cortamos por el otro.


 Si queremos combinar dos colores prepararemos dos grupos de tiras de rafia de cada color.


PASO 2: ATAR EL HILO A LA CABEZA DE PLOMO


2- Cortar unos 50-60 cm de hilo torzal. Darle un lazo a la mitad de su longitud y anudarlo a la cabeza plomada dentro de la ranura. Darle varias vueltas y un par de nudos con ambos extremos del hilo apretando para que éste no gire sobre la cabeza. Reforzar con cianocrilato.  Los dos tramos de hilo sobrante los usaremos para fijar la rafia al plomo.


PASO 3: FIJAR LAS TIRAS DE RAFIA AL PLOMO




3- Atar los dos grupos de tiras de rafia una frente a la otra, anudándolas a la cabeza plomada con el hilo sobrante, colocando las vueltas de hilo sobre la ranura. Dejar unos centímetros de rafia sobresaliendo de la cabeza para evitar que se nos escape. Apretar y reforzar con cianocrilato.



                                              FIJAR LA RAFIA : 3 PASOS


Mari Arri
Iose Badi
Fijar las tiras de rafia a la cabeza de plomo es el momento de mayor dificultad. Tienen que quedar bien fijas ,lisas y paralelas y que cubran totalmente el plomo.
Exige cierta habilidad manual y concentración para que quede bien.
Dejar suficiente rafia sobrante sobre la cabeza de plomo, alinear bien una frente a otra las tiras y apretar el hilo sobre la ranura de la cabeza para que la rafia quede bien pillada  y no gire, reforzar con pegamento.




Haciendo bien estos últimos pasos el resto es pan comido.


PASO 4: CORTAR LAS TIRAS DOBLES Y EL SOBRANTE DE RAFIA


4- Cortar la tiras dobles de rafia por su parte inferior para que queden de una en una. Quitar el sobrante de la parte de la cabeza con un cúter bien afilado o unas tijeras de manicura.


PASO 5: PEINAR LA RAFIA


5- Con el peine de agujas pasar varias veces la rafia desde la cabeza de plomo hacia atrás de modo que se rasguen las tiras y dividan en filamentos más delgados. Repetir las veces que sean necesarias por ambos lados hasta deshilachar bien el conjunto. Realizar esta operación sobre un paño liso.


PASO 6: PONER EL PULPITO

6- Insertar la cabeza plomada con la rafia en el pulpito de plástico. Para bonitos usamos los de 12 cm. Para que se deslice adecuadamente hasta el final podemos humedecer la cabeza.


PASO 7: RECORTAR

7- Recortar el sobrante de rafia. Las tiras de rafia solo deben sobresalir 2 cm de la longitud del pulpo. Cortar el comienzo de la cabeza del pulpo para dejar paso al monofilamento. La longitud total del señuelo será de unos 14 cm

.
PASO 8: ANZUELAR

8- Para montar la maluta a la línea, sólo tendremos que pasar el monofilamento a través de la cabeza del pulpito y anudarla a un anzuelo doble con un giratorio grande insertado en éste.



  
  Podemos preparar terminales de varias brazas de longitud con las malutas ya montadas, a ésto se le denomina “sokala”. Las uniremos a la línea del carrete, bien mediante giratorios con imperdible o empalmando las dos líneas gaza con gaza. El grosor del terminal más eficaz para el bonito es el 0, 80 mm y de color blanco o gris trasparente.

    A bordo de nuestro barco y salvo cuando usamos algún aparejo plomado, empalmamos directamente las malutas a la línea del carrete. Preferimos este sistema ya que elimina cualquier empalme que siempre es un punto débil en el aparejo y además permite trabajar el pescado con la caña y carrete hasta el final.

     Elaborar nuestros mismos señuelos es un entretenimiento muy relajante, te permite tener una extensa y variada colección, personalizar y crear combinaciones de pulpos y colores, y da ese plus de orgullo cuando haces una buena pesca con tus propios señuelos.


Un consejo: cuando queramos probar una nueva combinación de pulpo y colores hagamos varias malutas iguales y pesquemos al menos con un par de ellas para comparar con las demás.

Un truco: si queremos dar un mejor acabado usemos dos peines uno de agujas más gruesas para empezar a peinar y otro de agujas más finas y tupido para terminar.
     




Además elaborar nuestros señuelos de rafia es continuar con la tradición de los puertos del Cantábrico.


SELECCIÓN DE COLORES (señuelos elaborados por la redactora del blog)


CONFECCIONAR UN PEINE PARA RAFIA:




Materiales: Agujas de coser de buen diámetro o alfileres sin cabeza, un par de tablillas de madera o metacrilato de 4 x 2 cm, pegamento cola, pegamento cianocrilato, cinta adhesiva.



Pegar las agujas  bien alineadas sobre la tablilla usando la cola y reforzando con  pegamento ciano.




Pegar las dos tablillas añadiendo más cola y dejar que seque. Terminar encintando las tablillas para reforzar el conjunto.

SOLAMENTE UNA COSA MÁS: ANIMAROS A PONEROS MANOS A LA OBRA¡¡¡¡

Nota del autor: Dedicado a Andoni Alonso, que me enseñó.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

TU OPINION ES IMPORTANTE